La juez envía a prisión a un joven de 22 años por presunto acoso sexual a una camarera en Mazarrón

El arrestado, de origen argelino, fue acogido por una mujer del Puerto tras llegar en una patera

Un joven de 22 años y de origen argelino ingresó en prisión tras ser arrestado en dos ocasiones el pasado fin de semana, presuntamente por acoso sexual a una camarera de una cafetería de Puerto de Mazarrón. Los hechos se produjeron el viernes por la tarde, cuando el hombre, que trabajaba en el mismo bar, se dirigió en apariencia con referencias sexuales hacia una de sus compañeras.

La víctima denunció al varón, por lo que fue detenido. Al día siguiente, una juez de Totana le impuso una orden de alejamiento de la mujer de 300 metros.

El argelino quedó en libertad y se dirigió de nuevo a la cafetería con la supuetsa intención de reiterar que requerimientos sexuales, por lo que volvió a ser denunciado por la camarera. Al quebrantar la orden de alejamiento, agentes de la Guardia Civil volvieron a detenerlo por acoso.

Fuentes de la Benemérita explicaron a LA VERDAD que el sospechoso pasó a disposición judicial el domingo y la juez ordenó su ingreso en prisión, por haber vulnerado la prohibición y por tratarse de una persona «indocumentada, en situación irregular y con un alto riesgo de fuga».

En agosto

Fuentes cercanas a la investigación explicaron que el joven llegó en patera en agosto a las costas de la Región. Fue al poco tiempo cuando una vecina del Puerto, también camarera, lo conoció y se compadeció de él, hasta el punto de que no se lo pensó dos veces y lo acogió en su casa para darle un hogar y una vida mejor. Su idea era que el chico pudiera tener una oportunidad en España para labrarse un futuro. Sin embargo, esa idílica idea se esfumó la pasada semana, cuando la benefactora vio cómo el joven era detenido por presunto acoso sexual.