La exposición ‘El Prodigio Impensado’ de Lidó Rico, un viaje al corazón de la minería en Mazarrón

La inauguración se podrá visitar hasta el 14 de septiembre

21.02.2024 | «La pasada semana ocurrió el milagro. Nada más desembalar y expandir una de las piezas de la exposición sobre el suelo escuché entre susurros y vi a mis mineros, su grito y su dolor. Mira elevarse el vello de mis brazos, él te cuenta lo que soy incapaz de articular».

Así manifestaba el artista yeclano Lidó Rico su emoción ante las obras que conforman la exposición Mazarrón: el Prodigio impensado, que fue inaugurada por el Alcalde Ginés Campillo y el artista el pasado sábado en el Casino y Casas Consistoriales de Mazarrón. En el acto estuvo también el director del Instituto de las Industrias Culturales y las Artes (ICA), Manuel Cebrián, además del concejal de Cultura, Jorge Durán.

El artista, siempre inquieto y en constante búsqueda, habla a través de las 30 obras expuestas -creadas en ocasiones desde el dolor, y en las que sacrificio y esperanza se funden- de la vida de aquellos que dejaron su huella, y su sufrimiento, en las minas de Mazarrón. Porque para el artista yeclano el arte contemporáneo es un vehículo para la reflexión y para extraer emociones profundas, en esta ocasión conectando el pasado con el presente.

«La gente tiene que ser consciente de que detrás de cada pieza hay una historia y no siempre son historias fáciles. Me ha dejado cicatriz en el corazón y en el alma porque tendemos a olvidar el pasado, pero estamos construidos de pasado. A través de la sinergia que he establecido con Mazarrón, su minería y su gente que perdió la vida, era de justicia ponerlos en el candelero» expresó el artista.

Mazarrón: el Prodigio impensado es la segunda muestra de Lidó Rico dentro del proyecto Horados -la primera puede ver en el Museo Romano de Cartagena hasta el 8 de abril-, cuyo propósito es poner en valor los enclaves más notorios de la sierra minera murciana, destacando la particular idiosincrasia de cada lugar escogido.

Infancia, aspereza, desesperanza, aflicción y severidad, pero también compromiso, certidumbre y conciliación son temáticas que subyacen en la treintena de obras que ha hecho suyos diferentes espacios expositivos dentro del Casino y Casas Consistoriales de Mazarrón con esta muestra, tan reflexiva como inquietante, comisariada por Mariano C. Guillén y por la gestora cultural Miriam Huéscar. Estos informan de que la filosofía de la exposición es traer al presente la memoria de esas personas que supeditaron su existencia al duro trabajo realizado en las minas. Así lo expresó el Alcalde de Mazarrón, Ginés Campillo, durante la inauguración “Mazarrón tenía una deuda con los mineros, con esa gente que perdió la vida en la mina. Para mí es una de las exposiciones con más carga emocional y psicológica de las que hemos tenido aquí”.

Igualmente, el concejal de Cultura, Jorge Durán, destacó de la muestra que ha logrado «capturar el dolor, la dureza y los sentimientos desde las profundidades de las minas de Mazarrón» y poner «la memoria minera que teníamos dormida aquí  a flor de piel».

Por su parte, el comisario Mariano Guillén la calificó como  «impresionante, somos afortunados al poder disfrutar de esta exposición porque el universo particular de Lidó Rico nos traslada al interior de las minas».

Empatía e identificación

Esa empatía e identificación de Lidó Rico con el tema que aborda, aportando su cuerpo como molde del que saldrá su obra, «ha logrado hacer suya la esencia del menoscabo personal que implica la dureza del trabajo vinculado a la minería, llegando a tales cotas de intensidad que el estremecimiento se respira en cada una de las esquinas de los espacios intervenidos, señalan desde el Ayuntamiento de Mazarrón.

El artista yeclano apunta en sus redes «el ingente desgaste físico, pero sobre todo emocional que supone sacar adelante un proyecto». Y más cuando este va ligado al dolor físico del artista, cuyo cuerpo forma parte de proceso de creación. Al respecto, comentaba con motivo de su exposición en Cartagena que «si realmente hablamos de daño, lo que más me hiere es la intransigencia de esos elementos que paralizan el crecimiento del resto, de esos acomplejados dogmáticos de cartón piedra que dirigen hacia la nada a una sociedad que merece mucho más. Porque el adoctrinamiento que solo crece en blanco y negro, apoca a las personas impidiendo ver la belleza que ofrece la luz de la realidad».

El proyecto Horados cuenta con el apoyo de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia a través de la Dirección General de Patrimonio, ITREM e ICA, también del Museo del teatro Romano, Ayuntamientos como el de Mazarrón y La Unión, además del apoyo de la Fundación Cante de las Minas.

Lidó Rico

El artista murciano Lidó Rico, posee una dilatada carrera profesional de 35 años. A lo largo de su trayectoria, ha realizado más de un centenar de exposiciones individuales por medio mundo.

Su obra forma parte de importantes colecciones públicas y privadas, como la del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, el Instituto Valenciano de Arte Moderno, el Museo Vasco de Arte Contemporáneo, la del Banco de España, La Caixa, la Colección Pilar Citoler o Ernesto Ventós, también internacionales como la Colección Miloud Chaabi de Marruecos, la Rak Art Foundation de Emiratos Árabes o la Colección Pérez Simón de México, por citar algunas.

De reciente creación, la Fundación para la Dinamización del Arte y la Cultura Lidó Rico, defiende aspectos acordes a la puesta en práctica del poder del arte entendido como catalizador social.

HORARIO

17 de febrero / 14 de septiembre / 2024

Invierno: mañanas, de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 h / tardes, de jueves y viernes, de 17:00 a 20:00 h

Verano: mañanas, de lunes a sábado, de 10:00 a 14:00 h / tardes, de jueves y viernes, de 17:30 a 20:30 h

Cerrado: último sábado del mes y festivos

 

La exposición ‘El Prodigio Impensado’ de Lidó Rico, un viaje al corazón de la minería en Mazarrón