La asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL) denuncia que la Región de Murcia cuenta con una de las plantillas más escasas de la Benemérita en toda España.

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una moción en la Asamblea Regional en la que insta al Gobierno de la Nación a incrementar de manera urgente el número de agentes y medios de la Guardia Civil en la Región de Murcia, “que permitan prestar servicio con garantías, en condiciones óptimas de seguridad y dar respuesta adecuada y diligente a los ciudadanos”.
    Máxime, tal y como ha incidido el diputado del Partido Popular, Juan Antonio Mata, teniendo en cuenta “con el considerable aumento la criminalidad en la Región de Murcia con 8,6% más de la delincuencia y un 163% de la ciberdelincuencia”, según los propios datos del Ministerio de enero a septiembre de 2022, comparados con el mismo periodo en 2019. De hecho, “la Región de Murcia está sufriendo una oleada de robos sin que el delegado de Sánchez en la Región haga nada para frenarlos porque se toma la seguridad en serio”, ha denunciado Mata.  

Mata ha subrayado que “con la llegada de Pedro Sánchez a la Moncloa, la Guardia Civil ha sido progresivamente desmantelada, contando cada año con menos agentes y medios, incluso, perdiendo capacidad y funciones en diversos territorios a petición de sus socios de Gobierno”.
    “La lamentable situación de la Benemérita, pone en evidencia la grave dejación de funciones del delegado del Gobierno en la Región de Murcia, José Vélez, que, con su nula actuación, está generando una situación insostenible para la Guardia Civil en la Región”
    Por ello, desde el Partido Popular, “hemos venido denunciando cada uno de los atropellos e intentos de instrumentalización de Pedro Sánchez a la Benemérita”, ha denunciado, para continuar explicando que “la Guardia Civil es una institución que ha estado durante 179 años al servicio de los españoles, desempeñando una impagable función de seguridad ciudadana y orden público”.
    En fechas recientes, ha informado el ‘popular’, “hemos sabido, por la asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL), que la Región de Murcia cuenta con una de las plantillas más escasas de la Benemérita en toda España”.
    En concreto, en 2022 la Región de Murcia contaba entorno a 2.100 agentes, de los que gran parte se dedican a tareas burocráticas y el resto cubren los servicios de la demarcación en 40 cuarteles, de los cuales 27 se encuentran “casi vacíos”. En la Región de Murcia existen 142 plazas vacantes sin cubrir. JUCIL calcula que para atender los servicios que se demandan en la Región, “son necesarios otros 400 agentes”.
    Como ha expuesto JUCIL, la mayoría de estas instalaciones son “cuarteles fantasmas” con una dotación de solo dos agentes: uno que se ocupa de la recepción y otro compañero que tendrá que desplazarse en vehículo para recoger a otro guardia civil perteneciente a un cuartel similar para formar al menos una patrulla, “lo que conlleva largos tiempos de desplazamientos y gasto”.
    Según ha informado la asociación, “debido a la escasez de agentes están sucediendo circunstancias muy graves”. Son muchas las ocasiones donde los ciudadanos llaman a los cuarteles y “nadie contesta”, y “cuando lo consiguen llegan tarde debido a esa falta de efectivos”.
    Al hilo, desde el PPRM se ha denunciado el “intento de supresión de las patrullas del SEPRONA, la falta de agentes para la vigilancia del Mar Menor o los medios para abordar la llegada masiva de inmigrantes, sin olvidar la lamentable situación del parque de vehículos, de medios informáticos y la escasa dotación de chalecos antibalas”, ha concluido Mata.