España existe: El por qué de unas concentraciones

El pasado domingo día 12 del corriente, tuvieron lugar en todas las plazas de los ayuntamientos de los pueblos y ciudades de España -y Mazarrón no fue la excepción- una serie de concentraciones promovidas por la plataforma “España existe” y apoyadas por VOX, a las que estuvieron invitados todos los españoles de buena voluntad, por encima de etiquetas y siglas ideológicas. Todas se desarrollaron con absoluto civismo y total respeto, porque en ningún caso hubo insultos ni, menos aún, amenazas, algo que no puede decirse de otros eventos similares protagonizados por grupos y personas que se autodenominan “moderados”, “pacifistas” y “progresistas”.

El Por qué y el para qué de las concentraciones tiene razonados motivos. Fueron porque somos muchos los españoles que pensamos y sentimos que España existe y que no puede quedar subordinada en ningún supuesto a conveniencias o intereses de tipo político, siempre coyunturales, porque los partidos, las coaliciones y los gobiernos pasarán, pero España, la nación más antigua de Europa, la patria que nos ha sido legada por el esfuerzo de nuestros antepasados, nunca pasará. Fueron para advertir al Gobierno de Coalición Progresista, articulado entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, apoyado en quienes quieren romper y destruir España, que no son otros que los golpistas separatistas de ERC y Bildu, la marca blanca de la ETA, esa banda marxista-leninista terrorista y asesina, que ante todo tiene que cumplir con su responsabilidad de gobernar por España y para España, que es lo mismo que decir para los españoles de todas las regiones de España.

No nos importa que el Establishment nos etiquete como de “ultraderecha” y demás sinónimos al uso (“fascistas”, “franquistas”…). Ya sabemos que jamás argumentará con razonamientos, porque no los tiene, porque ha de esconder sus numerosas vergüenzas y por ello siempre recurrirá a “lindezas” similares, no por simplonas menos falsas. Porque de ninguna de las maneras es ser “ultraderechista” exigir que La ley se cumpla y que sea igual para todos; que se observe y se cumpla la Constitución y que se acaten las sentencias de los tribunales; que se respeten la unidad, la independencia y la soberanía de España. Porque exigir todo eso, es lo mismo que exigir respeto por la convivencia, la libertad y la igualdad. Y eso no es ser ultra nada. Es ser español y patriota.

No nos hemos callado ante lo que consideramos una traición a España. Por eso lo llamamos el pacto de los traidores. Y no nos callaremos ante cualquier intento, expreso o tácito, de conculcar el ordenamiento constitucional y la forma del Estado, que es la monarquía parlamentaria, hoy personificada en S. M. El Rey Don Felipe VI. Desde el respeto a las leyes, ahí estaremos siempre en primera línea, cueste lo que cueste y le pese a quien le pese.

 

Carlos Corvalán

Coordinador municipal y concejal de VOX en el ayuntamiento de Mazarrón

* La dirección de Mazarrón Noticias, no se hace responsable de las opiniones vertidas en este periódico digital