Cadena humana de protesta en Bahía para salvar las playas

‘Proteger las playas y el hogar de sus pobladores. ¡No a los derribos!’ fue el lema elegido en Mazarrón por el movimiento Somos Mediterrania.

La Voz de Mazarrón                                                                                                  

Bahía fue la ubicación elegida el pasado sábado en Mazarrón para la cadena humana en la orilla del mar convocada en toda España por Somos Mediterrania por la defensa de las playas. Para este movimiento, más del 60% de los arenales se están hundiendo porque no les llega la arena que retienen los puertos y los embalses construidos desde mediados del siglo pasado.
El objetivo de la concentración también fue protestar por la actual Ley de Costas, que ya ha cumplido 35 años, y debería haber protegido nuestras playas, con sus arenales, biodiversidad, zonas urbanas y los bienes con valor histórico y cultural de nuestros municipios asociados a ellas. «Nuestros valores como sociedad próxima y amante del mar están en peligro y todavía estamos a tiempo de evitarlo», explica la plataforma.
Todos los que se concentraron el pasado sábado en la playa mazarronera exigen al Gobierno nacional una nueva forma de gestionar la Costa, más sensible a la preservación del patrimonio natural y a las preocupaciones de los ciudadanos, con soluciones sostenibles y no efímeras, que garanticen la recuperación del Dominio Público, gravemente deteriorado.

 

Los pequeños propietarios legales que no perjudican al medio ambiente piden ser respetados y exigen el desarrollo de una nueva Ley de Costas en la que se prioricen la preservación de los derechos de los ciudadanos y de nuestro patrimonio territorial, y no el abandono del mismo.
Para Constantino Sánchez, miembro del movimiento y de la Asociación de la Playa de Nares, «desde el cambio del responsable en la Demarcación de Costas en Murcia sentimos una injustificada angustia e indefensión, porque nos está atormentando de una forma que consideramos ilógica y carente de fundamento jurídico».
«También nos sentimos desprotegidos y más aun por la actuación del anterior equipo de gobierno, quien en pleno de noviembre de 2021 acordó por unanimidad la defensa de nuestro enclave y no realizó actuación alguna, ni siquiera para la defensa de los terrenos que están incluidos dentro del deslinde incoado y que son propiedad del mismo. Es Incomprensible que no defienda tampoco su patrimonio», añade Sánchez.
Los vecinos de Nares esperan que «después de más de 40 desde el último deslinde de Costas y donde nunca hemos sido necesarios, ahora, por nuevos y más ambiciosos proyectos de reparcelación y construcciones cercanas planificados (Bahía 3 y 5), no seamos arrollados y dejados a nuestra suerte como parte de los mismos», concluye el portavoz de la asociación.